Los inicios de esta escuela se encuentran en 1833, en el internado Lázaro-Otetelişanu para las niñas; históricamente, es la primera escuela para niñas en los Principados Rumanos. El establecimiento de esta escuela se debe al desarrollo educativo en Oltenia después de la adopción de la Ley Orgánica. El internado se creó antes otras instituciones similares de los Principados Rumanos. La iniciativa de esta escuela se encuentra en la mente iluminada del justiciero Iordache Otetelişanu, un gran patriota y amante de la cultura nacional. Con sus propios medios financieros y también con el apoyo material del boyardo Constantin Lázaro, que ofreció a la escuela las casas heredadas de su esposa, Zoiţa Pâşcoveanca, fundó “El internado Lázaro-Otetelişanu para niñas” en 1833.

La escuela iba a ser un internado, tomando su nombre del modelo occidental de “pensiones de niñas”. Las estudiantes de la escuela tenían que saber leer y escribir en un idioma extranjero.

De hecho, a partir de 1860, el colegio pasa bajo la tutela del Estado, siendo puesto bajo el control y la supervisión de una Comisión, hecho decidido por el voto de la Sala el 4 de agosto de 1860.

Durante este tiempo, la escuela trabaja con seis grados: cuatro inferiores y dos superiores. Como se puede observar de un programa de estudios de 1861, en la escuela se enseñan las siguientes asignaturas: Rumano, Religión, Historia, Geografía, Artes, Caligrafía, Trabajo Manual, Física, Ciencias Naturales, Cosmografía.

El nombre de la escuela se vuelve a cambiar en 1883, cuando se convierte en “Instituto de educación de las niñas”. En 1891, el Instituto agrega a la escuela primaria. Después de 1860 se convierte en escuela estatal y la tendencia era no sólo a desarrollar la educación secundaria de las niñas, sino también a preparar elementos valiosos para la enseñanza primaria.

A partir de 1959, la institución cambia su nombre en la Escuela secundaria No. 3, hasta 1966, cuando se convierte en escuela mixta y por primera vez empieza ofrecer educación no sólo a niñas, sino también a niños. Entre 1966 y 1976, la escuela se llama “Liceo No. 3” y luego, entre 1977 y 1989, toma el nombre de “Liceo de Filología-Historia”. En 1990, la escuela vuelve a su tradicional nombre de “Colegio Elena Cuza”, y desde 1998 tiene el nombre actual, “Colegio Nacional Elena Cuza”.

A lo largo de su existencia, el objetivo principal de la escuela ha sido el aprendizaje de un idioma por sus estudiantes, sobre todo hasta 1944 y entre 1970 y 1975, cuando todas las asignaturas eran impartidas en francés.

Esta característica se ha mantenido en los últimos años y la escuela ha funcionado permanentemente con clases de filología-bilingüe en francés, inglés, alemán y español. Asimismo, varios lectores extranjeros, hablantes nativos de los idiomas antes mencionados, han impartido clases después de venir a trabajar en nuestra escuela a través de varios programas europeos.

Ultima actualización (Miércoles 12 de Octubre de 2011 05:09)

 
Română (România)French (Fr)Español(Spanish Formal International)Deutsch (DE-CH-AT)English (United Kingdom)